Las expresiones faciales emocionales

Existe el problema de descifrar las expresiones faciales emocionales. Representa un paso adelante muy considerado en el estudio de las expresiones faciales emocionales. Este estudio, y otros más, vinieron a demostrar que pueden obtenerse juicios de emoción correctos a partir de la expresión facial, es decir, que la expresión facial es un buen indicador del estado emocional. Estos autores han desarrollado un código para cada una de lo que ellos consideran como las seis emociones básicas: sorpresa, miedo, cólera, disgusto, felicidad y tristeza que exponemos a continuación:


DE SORPRESA:

Cejas levantadas, colocándose curvas y elevadas.
Piel estirada debajo de las cejas.
Arrugas horizontales en la frente.
Párpados abiertos, párpado superior levantado, y párpado inferior bajado ; el blanco del ojo suele verse por encima del iris.
La mandíbula cae abierta, de modo que los labios y los dientes quedan separados, pero no hay tensión ni estiramiento de la boca.


DE MIEDO:

Cejas levantadas y contraídas al mismo tiempo.
Las arrugas de la frente se sitúan en el centro y no extendidas por toda la frente.
Párpado superior levantado, mostrando la esclerótica, con el párpado inferior en tensión y alzado.
Boca abierta y labios o bien tensos y ligeramente contraídos hacia atrás, o bien estrechados y contraídos hacia atrás.


DE DISGUSTO:

Labio superior levantado.
Labio inferior también levantado, y empujando hacia arriba el labio superior, o bien tirado hacia abajo y ligeramente hacia adelante.
Nariz arrugada.
Mejillas levantadas.
Aparecen líneas debajo del párpado inferior.
Cejas bajas, empujando hacia abajo al párpado superior.


DE CÓLERA:

Cejas bajas y contraídas al mismo tiempo.
Líneas verticales entre las cejas.
Párpado inferior tenso ; puede estar levantado o no.
Párpado superior tenso, puede estar bajo o no por la acción de las cejas.
Mirada dura en los ojos, que pueden parecer prominentes.
Labios en una de estas dos posiciones : continuamente apretados, con las comisuras rectas o bajas, o abiertos, tensos y en forma cuadrangular, como si gritaran.
Las pupilas pueden estar dilatadas.


DE FELICIDAD:

Comisuras de los labios hacia atrás y arriba.
La boca puede estar abierta o no, con o sin exposición de los dientes.
El pliegue naso-labial, baja desde la nariz hasta el borde exterior por fuera de la comisura de los labios.
Mejillas levantadas.
Aparecen arrugas debajo del párpado inferior.
Las arrugas denominadas 'patas de gallo' van hacia afuera, desde el ángulo externo del ojo.


DE TRISTEZA:

Los ángulos interiores de los ojos hacia arriba.
La piel de las cejas forma un triángulo.
El ángulo interior del párpado superior aparece levantado.
Las comisuras de los labios se inclinan hacia abajo, o los labios tiemblan.
Con estos datos se constituye un sistema de interpretación psicológica de los 'mensajes' del rostro según un código determinado, código que se divide en tres zonas de la cara: zonas cejas-frente, zona ojos-párpado-caballete de la nariz y zona mejillas-boca-mandíbula.

Como conclusiones de estas observaciones, obtenemos lo siguiente:

Que no parece que exista una zona del rostro que revele mejor las emociones que otra.
Para cada emoción particular hay una zona concreta que produce mayor información acerca de dicha emoción. La zona nariz-mejilla-boca es esencial para expresar disgusto, los ojos-párpados para el miedo, cejas-frente y ojos-párpado para la tristeza, mejillas-boca y cejas-frente para felicidad. La sorpresa se manifiesta en todas las zonas del rostro.
Se realizó un experimento entrenando a sujetos para que aprendieran a reconocer los diversos componentes de cada emoción a partir de fotografías y descripciones verbales; estos sujetos, posteriormente, fueron capaces de identificar emociones con un gran nivel de exactitud. Eran 28 las personas que proporcionaban las expresiones a estudiar; con edades diferentes, de distinto sexo y con iluminaciones variadas.